JOE CUBA - EL ALCALDE DEL BARRIO

Chris coyne

Comparte este álbum

JOE CUBA - EL ALCALDE DEL BARRIO



Era la tarde del domingo 15 de febrero de 2009, cuando me informaron del fallecimiento de Joe "Sonny" Cuba. Irónicamente, había estado trabajando en estas notas muy básicas en ese momento y había estado hablando con él regularmente, buscando su opinión en la preparación de este álbum. Lamentablemente, Joe sufrió de una multitud de dolencias y no se le permitió la oportunidad de apreciar este homenaje a sus obras. Joe Cuba nació Gilberto Navarro el 22 de abril de 1931, en Spanish Harlem, Nueva York, donde sus padres puertorriqueños se mudaron a fines de los años 20. Debido a los tiempos difíciles de la Gran Depresión, su madre, Gloria, se vio obligada a colocar a Gilbert y su hermano mayor, Jack, en un hogar de acogida después de que su padre abandonó a la familia.

Al año siguiente, los niños fueron acogidos por una familia italiana, los Liottas de Staten Island, donde aprendieron a disfrutar la vida suburbana. Cuando Gilbert tenía cinco años, su madre, que era una visitante frecuente, se volvió a casar y reclamó a sus hijos, para consternación de la familia Liotta y los niños, que se habían acostumbrado al estilo de vida. Gilbert había escogido el apodo Sonny de la Sra. Liotta, que lo adoraba y pensaba que era excepcionalmente brillante, pero pronto tomaría el apellido de su nuevo padrastro, Miguel Calderón. En los años siguientes, Gilbert y Jack tuvieron que aclimatarse a la vida en el Harlem español. Afortunadamente, su padrastro era un buen hombre que era dueño de una tienda de dulces en la calle 115 en El Barrio, y Gilbert tuvo que ayudar. Cautivado por la conga de Sabu Martinez, Gilbert aprovechó la oportunidad para aprender el instrumento mientras se recuperaba de una pierna rota que sufría al jugar stickball. Gilbert se atascó en la calle hasta que tuvo la oportunidad de reemplazar a Sabu durante unos meses en la banda local La Alfarona X en 1950.

Poco después, se unió al Quinteto Joe Panama de Spanish Harlem, donde Jimmy Sabater era un jugador de timbales. Después de reclutar al vibrafonista Tommy Berrios, Gilbert y la banda se pelearon con Panamá y formaron los Cha Cha Boys con Gilbert Calderón como líder de la banda. Para su sorpresa, su promotor, Catalino Rolón, pronto anunciaría a Gilbert como "Joe Cuba", y el nombre se mantendría. Una vez completamente establecida, la alineación de Joe Cuba Sextet incluía a Tommy Berrios en vibraciones, Nick Jiménez en piano y como arreglista, Jules "Slim" Cordero en bajo y el timbalero Jimmy Sabater compartiendo deberes vocales con el recién agregado Willie Torres. En 1965, Torres dejaría el grupo para unirse a la orquesta de José Curbelo, reemplazando a Santos Colón que se había ido para unirse a Tito Puente. José "Cheo" Feliciano asumió el papel de Willie en el Sexteto de Joe Cuba hasta 1966, cuando se fue, solo para ser reemplazado por Willie Torres. El material de esta compilación de dos discos es realmente excepcional. Incluye grabaciones de los sellos Seeco, Mardi-Gras, Tico y Fania, lo que le proporciona un ensamblaje preciso de las grabaciones de Joe Cuba nunca antes compiladas en forma de álbum. Joe siempre sintió que su música debería ser apreciada igualmente por el mercado anglosajón, así como por sus innumerables devotos latinos y, a menudo, empleaba letras en inglés para atraer a su base de admiradores latinos estadounidenses y jóvenes. Indudablemente lo logró con éxitos internacionales como "Bang Bang" y "El Pito (Nunca volveré a Georgia)". Como arquitecto del sonido de Joe Cuba, Joe era experto en crear pura emoción en todos sus 240 títulos grabados. Pocos artistas pueden afirmar haber actuado en el Carnegie Hall, el Teatro Apollo, Hollywood Palladium, el Madison Square Garden y el Caribbean Pavilion en la Feria Mundial de 1964, pero Joe ciertamente podría.

Escuche "Boom Boom Lucumi" y sea testigo de la electricidad que Joe transmitió a sus muchos fanáticos cada vez que actuaba. Joe tenía la habilidad innata de hacer brillar a quienes actuaban con él; trabajaron con el máximo vigor mientras jugaban para el sexteto de Joe Cuba. Y el propio Joe siempre estaba pensando unos pasos por delante. Recuerdo una ocasión en que, después de mezclar una melodía con Joe, sacó dos altavoces de tres pulgadas de una bolsa y le pidió al ingeniero, Jon Fausty, que tocara la mezcla final a través de estos altavoces en miniatura. Con asombro, Jon y yo nos miramos el uno al otro. "Mis fanáticos escuchan mi música a través de radios portátiles en Orchard Beach", explicó Joe. "Si la mezcla final suena bien a través de estos altavoces, sonará muy bien en la playa". Jon y yo aprendimos una valiosa lección ese día. La primera vez que vi a Joe Cuba fue en la Feria Mundial de 1964 en Queens, Nueva York. Su actuación me cautivó y me convertí en un fanático instantáneo. ¡Dos años más tarde, me encontré ansiosamente asistiendo a un ensayo para su próximo My Man Speedy! álbum en su casa en Baldwin, Long Island, acompañado por mi compañero de escritura, vibrafonista, percusionista, arreglista y compositor Louie Ramírez, quien me informó que Joe estaba buscando material nuevo para un álbum. La semana siguiente, estar en presencia de Jimmy Sabater, Willie Torres, Nicky Jiménez y Slim Cordero se convirtió en uno de los mejores momentos de mi vida. Durante sus últimos días, Joe trabajó en un manuscrito que representa incidentes especiales experimentados durante su fascinante viaje por la vida. Sin pretensiones, sintió una película que describía su vida en El Barrio y las escapadas a lo largo de su ilustre carrera serían de particular interés para el público. Con suerte, esto llegará a buen puerto algún día. El sexteto de Joe Cuba disfrutó la vida al máximo. Bromeaban, reían y se burlaban constantemente. Recuerdo una noche cuando Sonny y Jimmy se unieron a mí en un cóctel que había organizado para el vocalista brasileño Nelson Ned, quien, a pesar de su diminuto tamaño, poseía una enorme voz de canto. Cuando Nelson se puso de pie y propuso un brindis por sus muchos admiradores, Sonny me susurró: "Uno pensaría que el tipo tendría suficiente clase para ponerse de pie mientras se dirige a sus invitados". Ese era Joe Cuba, su humor y pasión por la vida, implacables y contagiosos: todos querían estar con él, rodearlo y ser parte de lo que fuera que le gustara.

Llevó una vida extraordinaria y dejó un legado de música maravillosa para que disfrutemos, como descubrirá al escuchar este álbum. Su presencia será extrañada eternamente, pero su espíritu permanece con aquellos afortunados de haberlo conocido. La compilación comienza con "Do You Feel It", una canción en la que la narración excepcional de Joe expresa sus hazañas y amor eterno por el lugar donde fue reconocido como "El Alcalde" (el alcalde) de su querido barrio en español Harlem, Nueva York Ciudad. Este corte provocativo de Bustin 'Out de 1972 presenta el soberbio canto de Ray Pollard, quien ofrece un relato ligeramente pesimista de sus días como un hombre negro que quiere abandonar El Barrio para encontrar una vida mejor. Me tomé la libertad, con la bendición de Joe, de urbanizar este corte haciendo un poco de sobregrabación y edición, dando al corte un enfoque más contemporáneo. Cuando Willie Torres reemplazó al ilustre Cheo Feliciano como vocalista, la banda no perdió el ritmo, como lo ilustra magníficamente la voz de Willie en "Hey Joe, Hey Joe". Con la incorporación de Torres, un cantante y escritor subestimado, la banda se convirtió en uno de los actos más buscados, con Willie siendo una gran parte del sonido cruzado con el que se identifica Joe Cuba. En 1964, "Bang Bang" se presentó durante una actuación de Joe Cuba Sextet en el Gardens Club de Nueva York (años antes de convertirse en el famoso club nocturno Cheetah). Durante un intermedio, el timbalero / vocalista de Joe, Jimmy Sabater, notó una falta de interés en su música por parte de los asistentes predominantemente afroamericanos. Jimmy se acercó a Joe y al pianista Nicky Jiménez con la idea de crear un sonido que pudiera atraer a los espectadores a la pista de baile. Lo que se les ocurrió fue el vampiro que escuchas al comienzo de la melodía. Jimmy le apostó a Sonny una cerveza que funcionaría, y abrieron el set con ella. A partir de ahí, lo alejaron cuando notaron que la pista de baile se llenaba y los bailarines cantaban: “¡Ella enloquece, ah! Ella enloquece, ¡ah! durante los descansos musicales. La multitud era salvaje y no dejaba que la banda pusiera fin a su diversión, por lo que continuaron extendiendo la canción para deleite de los bailarines. Un fenómeno fue creado esa noche.

Al día siguiente, Joe convocó a un ensayo para la banda con la idea de crear un arreglo apropiado para "Bang Bang", en el que agregó "Bi bi, ¡ah! Bi bi, ¡ah! a la mezcla Al día siguiente, tuvo que convencer al propietario del sello Tico Morris Levy para que le permitiera grabar la canción e incluirla en su próximo álbum, Wanted Dead or Alive, más comúnmente conocido como Bang! ¡Explosión! Empujar, empujar, empujar. Levy no fue el ejecutivo discográfico más fácil de influir, pero Joe Cuba siempre obtuvo lo que quería de Morris. La canción se introdujo en el álbum, creando un éxito de taquilla nacional e incitando a otros líderes de la banda como Pete Rodríguez, Richie Ray, Johnny Colon y Joe Bataan a unirse al carro (sin juego de palabras) y dar a los jóvenes compradores de discos de esa época un tipo de música que atesorarían y llamarían boogaloo latino. Sonny decidió incluir a Héctor Rivera Jr., de ocho años. y Nicky Jiménez Jr. en el coro, dándole un sonido más urbano, a pesar de las objeciones del productor Pancho Cristal. También usó un micrófono que funcionaba con una pluma para darle un sonido más "en vivo". Joe Cuba era un gran visionario y sabía cómo usar varios trucos y ritmos interesantes para mejorar sus grabaciones. La habilidad de los vocalistas de Joe Cuba se demuestra maravillosamente en el bolero / balada "It's Love", que presenta las armonías de Jimmy Sabater, Willie Torres y Ray Pollard. La melodía muestra la capacidad del trío dinámico para cantar acompañamiento doo-wop de fondo, así como grupos de tres partes al estilo antiguo como Lettermen y Four Aces. Muy pocas bandas pueden entusiasmar a los mejores bailarines con sus interpretaciones de mambo y salsa, así como realizar baladas románticas de primer nivel con tanta destreza. En 1966, Joe Cuba lanzó una melodía que se convertiría en uno de los mayores éxitos de su tiempo, "El Pito (Nunca volveré a Georgia)", escrita por Jimmy Sabater. Con el famoso Cheo Feliciano en la voz, la canción también tiene un descanso adictivo que incluye silbidos melódicos. Joe, siempre en la cima de los trucos para ayudar a promover sus éxitos, tenía miles de silbatos "El Pito" fabricados para distribuir a sus fanáticos. Nina Calderón, la esposa de Joe, recuerda cómo, en 1967, desempacaron furiosamente cinco mil de estos silbatos novedosos para repartir durante una presentación de "El Pito" en el Madison Square Garden de Nueva York mientras realizaban una gira con el espectáculo James Brown. Durante la actuación, arrojaron miles de silbatos desde el escenario, causando un leve levantamiento con gente corriendo por los pasillos tratando de poner un silbato "El Pito" de Joe Cuba. Más tarde, después de tener su propio set manchado por todos los pitidos durante su actuación, se escuchó a James Brown decir: "¡Ese hijo de puta nunca volverá a trabajar conmigo!" Cuando "My Man Speedy!" fue grabado, la banda estaba montando alto. Louie Ramírez había reemplazado al entonces recientemente fallecido vibrafonista Tommy Berrios. La influencia de Louie se reconoce al principio de la melodía con su imitación del popular líder de la banda Kako, mientras que el cantante Willie Torres hace una personificación brillante del personaje de dibujos animados Speedy Gonzalez. "Psychedelic Baby" es una canción que había compuesto con el título "Hey Hey Girl". Pero Sonny quería unirse al movimiento hippy / psicodélico de esa época, por lo que cambió el título de la canción.

Pero Willie fue instrumental al darme la confianza para actuar en esta grabación y en otras por venir. En "A Thousand Ways", Joe demuestra su afición por la música doo-wop en esta interpretación de la balada de Nicky Jiménez. Observe qué tan bien cantan los vocalistas de fondo al unísono y luego armonizan en el puente de la melodía. También escuchará una narración de Joe Cuba un par de veces en esta selección. Las voces principales pulidas de Ray Pollard aparecen en "Ain't It Funny What Love Can Do". Seleccionada por razones obvias para cruzar al mercado pop, esta canción muestra la versatilidad de la banda para cubrir varios géneros del espectro musical. Ray creció como un excepcional cantante de doo-wop con algunos de los mejores grupos de los años 50. "Swinging Mambo" es de una grabación de 1956, Traté de bailar toda la noche en el sello Mardi-Gras. Al principio de su carrera, Joe Cuba empleó el uso de trompetas en su banda, evidente en este corte. Las interpretaciones vocales melódicas y los descansos distintivos de Joe también se notan en todo momento. Willie Torres y el coro de letras en inglés ayudaron a la infiltración de Joe Cuba en los mercados judío e italiano en Nueva York y, más tarde, en todo el país. Una de las grabaciones más solicitadas de Joe Cuba es "Wabble-Cha", un número muy bailable que presenta un hermoso solo de Tommy Berrios y la voz de Cheo Feliciano. Las líneas de coro ubicuas e inteligentes se suman al agradable color general de esta grabación. A pesar de Joe Cuba, Jimmy Sabater es el alma de la banda. Su inteligencia y creatividad siempre han sido una parte vital del sonido de Joe Cuba, y su habilidad como percusionista ha sido indispensable para la sección de ritmo. Además, Jimmy es un espléndido vocalista y compositor, experto en cantar salsa como un sonero y un cantante exitoso por derecho propio. Influenciado por su admiración por el difunto Nat King Cole, Jimmy aprendió a temprana edad cómo combinar su estilo personal en sus grabaciones. Jimmy ha grabado álbumes bajo su propio nombre y dirigió su propio grupo después de abandonar Joe Cuba. En "I'm Insane", una composición de Louie Ramírez, la voz aterciopelada de Jimmy brilla mientras que la voz tenor de Ray Pollard y las vibraciones de Louie proporcionan acompañamiento experto. Siempre favorita de un bailarín latino, y una grabación utilizada por muchos instructores de mambo de todo el mundo, "Ariñañara" es un verdadero disco de fiesta. La sección de ritmo toma el mando de este número junto con la maravillosa interpretación vocal de Cheo. Observe la prominencia de las claves en todo momento. Willie García ofrece la emocionante voz en "La Calle Esta Durisima" de Hecho y Derecho, que a menudo se confunde con la grabación anterior "A Las Seis", con Cheo en la voz. Grabado años más tarde en 1973 con Phil Diaz en vibraciones, el ritmo es más rápido y más bailable. El ritmo es apretado como de costumbre y los descansos son tan inteligentes como siempre. "Macorina" tiene una sensación de pachanga definida, que estaba de moda cuando se grabó alrededor de 1960.

Tommy Berrios usa hábilmente las vibraciones como instrumento de percusión, ayudando a conducir la melodía. Cheo y las pausas son la guinda del pastel en este corte contundente. En 1967, Joe quería rendir homenaje a su vocalista, Jimmy Sabater, produciendo Joe Cuba presenta la voz de terciopelo de Jimmy Sabater. De este álbum viene el clásico bolero "Los Dos", interpretado por Jimmy. Completamos el disco uno con uno de los favoritos de Joe, "Y Joe Cuba Ya Llego", con voces de Mike Guagenti. Esta grabación de 1979 fue tomada de la última grabación de Joe para el sello Tico, El Pirata del Caribe. En este corte, Joe muestra sus habilidades como conguero durante un vampiro oscilante mientras el coro canta "Hola Joe". En 1974, artistas de los sellos discográficos Tico y Alegre se presentaron en un concierto en el mundialmente famoso Carnegie Hall en la ciudad de Nueva York. Uno de los artistas clave del asunto fue el Sexteto de Joe Cuba. Después de una presentación de Symphony Sid, Joe tomó el micrófono y electrificó a la multitud antes de su actuación de "Boom Boom Lucumi". Una vez más, el Sexteto de Joe Cuba demostró ser el artista más popular de la noche. Otra grabación popular de Joe Cuba con Cheo Feliciano en la voz es "A las Seis". Con el coro cantando sobre su amado Puerto Rico, Cheo le recuerda a su cita que debe estar listo a las seis en punto para salir pachangeando. Observe la forma distintiva en que las vibraciones y el piano manejan la sección de ritmo durante el montuno de la canción. Además, escuche a Cheo mientras crea sus propias líneas de trompetas durante el mambo. ¿Cheo Feliciano cantando en inglés? Sí, en esta grabación pop de "Remember Me", Joe decidió usar a Cheo para cantar en lugar de sus vocalistas habituales en inglés, Jimmy Sabater o Willie Torres. Aunque la melodía se abre con una sensación de calipso, las voces de fondo proporcionan un sonido doo-wop que acompaña a Cheo magníficamente en esta pista del álbum Seeco de 1964 Diggin 'the Most. Cheo Feliciano finalmente dejó el grupo para comenzar una carrera en solitario y se convirtió en uno de los principales vocalistas románticos de la música latina, que recuerda al gran Tito Rodríguez. En "Aunque Tú", también tomado de Diggin 'the Most, Cheo demuestra la forma especial en que maneja un bolero romántico. La primera adaptación de Mardi-Gras de la clásica composición de Brown y Freed "Temptation" presenta el canto al unísono del coro con un paso de Willie Torres y un solo vibrante solo de Berrios. "La Malanga Brava", otra grabación popular de Joe Cuba, presenta una sección de ritmo de conducción dura con descansos electrizantes siempre presentes.

Willie y Cheo cantan en esta canción de Wanted Dead or Alive de 1966. Otro favorito de Joe Cuba de sus primeras grabaciones es el "Joe Cuba Mambo", con Jimmy Sabater en los timbales. En esta grabación de Mardi-Gras de 1956, escuchará cuernos, que formaron parte del conjunto antes de que el grupo se redujera a un sexteto compuesto por bajo, piano, conga, timbales y vibraciones, con Willie cantando y tocando percusión. De todas las grabaciones de Joe Cuba, una destaca especialmente como un auténtico bolero clásico ultra-romántico, "To Be With You" de Steppin 'Out de 1962, aunque originalmente compuesto en 1956 por el pianista Nicky Jiménez y el vocalista Willie Torres. La sorpresiva decisión de Sonny de elegir al inimitable Jimmy Sabater sobre Cheo cosechó muchas recompensas para la banda. La canción se convirtió en la canción de la boda de muchas parejas latinas jóvenes. En 1969, para Salsa Records, produje una versión disco de "To Be With You", vocalizada hábilmente, una vez más, por Jimmy Sabater. El récord, que fue un éxito en Nueva York, fue uno de los primeros sencillos de 12 pulgadas y 45 rpm jamás fabricados. "Hecho y Derecho", del álbum Doin 'It Right de Joe de 1973, muestra la voz de Willie García, esposo del fabuloso vocalista La Lupe en ese momento. Es un mambo oscilante que los bailarines establecieron como uno de sus favoritos. Del tercer álbum de Joe Mardi-Gras, titulado Red, Hot y Cha Cha Cha (probablemente grabado y lanzado alrededor de 1961, aunque a menudo citado como un lanzamiento de 1965), llega el mambo "Componte Cundunga". Cheo canta el plomo mientras Jimmy y Tommy solo en timbales y vibraciones. Este fue el último álbum grabado antes de que Joe se mudara al popular sello Tico donde grabó la mayoría de sus éxitos. "Pregon Cha Cha" sale de su primer álbum de Mardi-Gras titulado I Tried to Dance All Night cuando el cha-cha-cha era la locura de baile de la época. Joe recordó haber realizado este número en el famoso Palladium Ballroom en Nueva York, mientras que las luminarias de Hollywood Marlon Brando, Elizabeth Taylor y otras bailaron toda la noche. Una vez más, estamos cautivados por la voz suave de Cheo Feliciano, el compositor del hermoso bolero "Como Rien", de Steppin 'Out de 1962, la primera grabación de Joe para Seeco. Nicky Jiménez fue el héroe desconocido del sexteto de Joe Cuba. Su colorido tintineo en los teclados se puede apreciar completamente durante la introducción de esta grabación, preparando el escenario para la maravillosa interpretación de Cheo. Jimmy Sabater escribió "Jimmie's Jump" para el álbum Mardi-Gras Red, Hot and Cha Cha Cha. La canción es interpretada por Cheo y, por supuesto, incluye uno de los fabulosos ritmos de Joe en este mambo de estilo wa-pa-cha. Esta grabación ayudó a poner a Joe Cuba en el mapa y catapultó su carrera a mayores alturas. Escrito por Nicky Jiménez, "Bochinchosa" es un guaguancó fabuloso que se toca de manera típica del mambo. Tomado de 1966's We Must Be Doing Something Right, la canción presenta a Cheo en la voz y un interesante arreglo musical del pianista Nicky. La sexy "Mujer Divina", escrita por el talentoso socio musical de Joe Héctor Rivera, es un bolero-cha lento que se puede bailar como un cha-cha lento o un bolero de mejilla a mejilla. El coro lleva una vez más la melodía con dulces pasos de Willie Torres. Una vez más, la voz aterciopelada de Jimmy Sabater aparece en el romántico bolero / balada, "This Is Love", escrito por Diana Bonilla, esposa del empresario Richie Bonilla. Como de costumbre, Willie Torres y Ray Pollard proporcionan las voces de respaldo con su estilo armónico inimitable. El álbum concluye con Willie Torres cantando en inglés en el mambo de movin 'and shakin' titulado "Mambo of the Times", compuesto por Nicky Jiménez.